6 meses en proceso

Reflexiones y cifras de medio año.

Hola! 👋 Soy Elena. Aprende Notion es una newsletter en la que cuento los avances del proyecto y lo que estoy aprendiendo por el camino, y en la que aprovecho para reflexionar sobre hábitos, productividad, aprendizaje continuo y más cosas que me pasen por la cabeza.


Muy buenos días!

Toca edición especial de newsletter pero antes, déjame decirte dos cosas:

  1. Hace unos días estuve hablando con Álex, de NocodeHackers, en su canal de twitch. Me hacía mucha ilusión poder sentarnos y hablar de nuestros proyectos con él. En realidad aquí hablo sobre todo yo, pero si quieres tener algo más de profundidad en las cosas que voy a contar a continuación, diría que esa entrevista es un buen lugar para oírlas ;)

  2. La semana que viene, en SinOficina, Bosco Soler, Ernesto Jiménez, Charly M y yo vamos a tener una mesa redonda en la que vamos a hablar de Gestión Personal del Conocimiento, concretamente cómo lo hacemos usando nuestras herramientas favoritas; Bear, Notion y Roam. Quiero que sepas que estoy absolutamente HYPED con esto porque sabes que el tema me flipa y me gusta casi igual golisnear en cómo lo gestionan otros así que si te interesa por lo menos un 10% de lo que me interesa a mi y quieres venir a ver o a defender tu herramienta favorita, no te puedes perder este eventazo. Será en abierto y there will be tears.

Ahora si, let’s get to business!


La semana pasada dejé caer que unos días antes, concretamente el 4 de Marzo, este proyecto cumplió medio año.

Si cuando cumplió 3 meses tenía la sensación de que habían pasado en realidad 3 años por la verdadera montaña rusa que había supuesto todo, ahora en cambio siento que estos 3 meses extra me han atacado por la espalda sin ser consciente de ello. Tengo mi propia teoría sobre por qué esta vez ha sido así, pero te la cuento un poco más adelante.

Ahora voy a hacer un repaso rápido (en serio) de las razones por las que existe este proyecto, cómo estaba hace 3 meses y cómo estamos (el proyecto y yo) ahora.

Hace 6 meses

Hace 6 meses, el 4 de septiembre de 2020, nacía Aprende Notion. Una iniciativa cuyo único objetivo era el de enseñar a la gente en España Notion, de la manera más sencilla posible, para que pudieran conocer el potencial de la herramienta y empezar a usarla en su día a día. Por el camino, yo pretendía seguir aprendiendo lo máximo posible sobre ella pero, sobre todo, aprender de todo lo que hay detrás de un proyecto personal como este; el diseño del path formativo, la creación del contenido audiovisual, la distribución, etc. Y, por encima de todo, compartir todos esos aprendizajes.

Esta newsletter, que en principio sólo iba a ser la manera de poder informar a la gente interesada en el proyecto de las actualizaciones, en seguida se convirtió en el diario de abordo del proyecto; el backstage de todo, y el canal de comunicación y conocimiento principal entre yo y todas esas personas que había al otro lado de los videos.

3 meses y 25 videos después de aquel "lanzamiento", daba por cumplido mi objetivo al haber cubierto todos los fundamentos de la herramienta y haberlos colgado en Youtube, de manera totalmente gratuita, esperando que toda persona de habla hispana que quisiera aprender Notion pudiera hacerlo desde el principio y sin impedimentos económicos.

Para cerrar ese hito de manera algo más oficial, lancé un pack de plantillas (con curso incorporado dentro) para dar una pequeña ayuda adicional a la gente que empezara a usar la herramienta, y que sirvió en cierta manera para validar económica (pero sobre todo emocionalmente) la aceptación y el interés por este tipo de contenido.

El día 4 de marzo hice un repaso de todo el behind the scenes del proyecto hasta la fecha, cifras incluídas, aquí, pero el resumen de números (ya sabes que yo no soy muy de métricas, así que esto es todo lo que tenía) era el siguiente:

  • Suscriptores en el canal de Youtube: 623

  • Personas recibiendo esta newsletter: 977

  • Clientes: 2

  • Compras de alguna de las plantillas: 147

  • Ingresos: 2301$ (1760€)

Hace 3 meses también tenía claro que no quería que el proyecto de Aprende Notion se quedara en eso y, aunque no tenía claro en qué iba a convertirse, si que quería que fuera algo más amplio; que fuera más allá de Notion pero que siguiera teniendo en el core aprender, crear y compartir.

Fast forward 3 meses más

3 meses después —es decir, ahora mismo, en el momento actual— vamos a quitarnos las cifras de en medio para así poder contar lo que hay realmente entre unas y otras.

  • Suscriptores en el canal de Youtube: 2090

  • Personas recibiendo esta newsletter: 1569

  • Clientes: 9

  • Compras de alguna de las plantillas: 345

  • Ingresos: 7130€

No voy a mentir. Las cifras son impresionantes. Creo que nunca me había imaginado estos números. También es verdad que hasta hace 6 meses ni siquiera me habría imaginado que estuviera haciendo nada de esto, ni que tuviera un canal de Youtube, que a la gente le interesara y gustara las movidas que cuento y, desde luego, jamás que quisieran pagar por ellas.

Tampoco me habría imaginado que lo que empezó como un side project (y hace 3 meses todavía lo era) se iba a convertir en Mi Proyecto.

Porque, por si necesitas algo más de contexto, poco después de que yo hiciera ese repaso de los 3 primeros meses, la agencia en la que estaba trabajando por cuenta ajena tuvo que prescindir de mí. Así que me encontré, de la noche a la mañana, con un side project que había tomado vida propia pero que, de repente, se había convertido en mi primera opción profesional a tener en cuenta.

Y aquí es donde llega la vida real.

Lo que hay en esos 3 meses intermedios

Volviendo otra vez un poco atrás, al final de la temporada pasada, yo me encontraba con un horizonte infinito de posibilidades, con una promesa de campo abierto a experimentar y seguir dando pasos hacia adelante con este proyecto. La excusa ya la tenía; no existía un trabajo al que volver ni al que dedicar mi tiempo. Ahora podía dedicarlo enteramente a este side project convertido de repente en mayor de edad.

Todo era vértigo e incertidumbre pero de la buena, de la que te da mariposas en el estómago. Las posibilidades eran tantas que casi mareaba intentar abarcarlas todas a la vez.

3 meses después, miraba el calendario y no podía evitar sentirme algo juzgada. ¿Qué ha pasado en estos 3 meses? ¿Dónde está el resultado de todas esas posibilidades, todas esas ideas, todos esos pequeños proyectos que querías hacer avanzar?

La respuesta, en parte, está arriba. Las cifras hablan por sí mismas. Pero ¿por qué entonces yo sentía que estos 3 meses no podían compararse en "evolución" a los 3 primeros?

Esta es una pregunta que te lanzo porque, como sabes, en parte uso esta newsletter como una carta a mi misma donde me invito a reflexionar sobre cosas. A veces puedo hacerlo a solas, otras veces no me queda otra que escribirlo y sacarlo a pasear. En este caso lo comparto, porque es la realidad detrás de todo lo que se ve a simple vista.

La respuesta que te puedo dar yo a esta pregunta, o al menos mi sensación, tiene varias capas:

1. Crecer

Para mí "crecer" siempre ha sido un proceso lento, reposado. Relacionado con hacerse más grande, más alto. A base de aprendizajes y, por qué no, muchas veces a base de tortazos.

Aún así, sospecho que en el medio de la euforia por las posibilidades, por la promesa del tiempo y la libertad, asocié "crecimiento" con rapidez y no tuve en cuenta la calidad. Se me olvidó que todo lo que quieres que crezca bien, con raíces profundas y cimientos sólidos, requiere de tiempo. De tomar decisiones importantes, de pensar bien algunas cosas y de renunciar a otras.

En estos 3 meses, yo he tenido que enfrentarme a varias decisiones importantes. Más seguidas de las que hubiera querido y más difíciles de las que hubiera esperado. He tenido que elegir entre lo que creía que era lo más "responsable" y aquello que de verdad me pedía las tripas que hiciera.

Aunque ahora mismo estoy en paz con la decisión que he tomado, ha sido un proceso de 2 meses y medio de incertidumbre incómoda.

Creo que en esos meses he crecido y, aunque no haya pruebas tangibles de ello, me gustaría pensar que he puesto alguna semilla para que este proyecto pueda crecer con mejores raíces a partir de ahora.

2. Enfocar

Lo malo de partir de un marco mental en el que la promesa de poder hacer muchas cosas se convierte en el objetivo, es que acabas no haciendo ninguna bien.

Muchos frentes abiertos, muchas ideas y, por qué no decirlo, demasiados síes a cosas que deberían haber sido noes, acaban por no concretarse en nada o tener un impacto mucho menor del que podrían haber tenido si todas esas lineas argumentales se hubieran reducido a sólo una o dos, pero firmes.

Por eso, en las últimas semanas he hecho bastantes movimientos para aumentar el foco, tanto a nivel mental como de ejecución.

He cambiado algunas rutinas que por ahora me están permitiendo mayor concentración durante el día y también incorporar nuevos hábitos. Entre ellos, estoy consiguiendo escribir algo por las mañanas (digamos que es un principio de Morning Pages por ahora muy torpe, porque solo estoy tanteando cómo se siente) y leer algo más al final del día. En general, he conseguido hacer más hueco para momentos de expansión mental y lo estoy agradeciendo infinitamente.

Relacionado, o como consecuencia de esto, estoy intentando trabajar en filtrar algo más las cosas que elijo hacer. Aún cuando no tienes un trabajo por cuenta ajena que te "robe" las horas, el tiempo es limitado y cada si que das, es un no inevitable a otra cosa. La clave está, por supuesto, en saber elegir bien qué es lo importante.

Cada vez que dices que si a algo, estás diciendo que no a otra cosa.

3. Elegir

Si ha habido algo que ha caracterizado los 3 primeros meses de esta nueva etapa han sido las opciones. O, visto de otra forma, la visión de los diferentes caminos a tomar y el lidiar con la incertidumbre en todos ellos.

Parto siempre de que me considero una verdadera privilegiada porque me quedé sin trabajo en un momento vital en el que ya estaba buscando darle un vuelco a mi vida profesional. Fue una decisión que yo no tuve que tomar. A veces pienso que, si hubiera estado en mi mano, a lo mejor aún hoy seguiría ahí, buscando el momento ideal para irme y no llegando nunca a él.

La realidad es que el momento ideal no existe, claro, y que una vez pasada esa sensación de alivio (en parte, siendo totalmente sincera, porque no tuve que tomar yo la decisión) lo que te queda es la misma incertidumbre. Qué hacer, qué camino seguir. ¿Aquel que te de resultados "seguros" pero no te llene tanto emocionalmente, o el camino más incierto económicamente pero que puede darte más beneficios emocionales?

Después de 3 meses mirando este cruce de caminos pero siendo incapaz de tomar ninguno de ellos (por razones, en este caso, fuera de mi control), creo que puedo decir que, lo que venga a partir de ahora, será resultado de una elección consciente por mi parte. Una apuesta por el proyecto tal y como yo lo veo ahora mismo y como lo visualizo en el futuro.

Lo que me lleva de forma natural a dar unas pinceladas de cómo me gustaría ver a este proyecto en el futuro.

Los (¿3?) meses siguientes

No hagas caso al subtítulo. Quedaba bien y lo he puesto por eso, pero la verdad es que no quiero hablar en términos de trimestres o de objetivos medibles, quiero hablar de visión y de valores. Puede que no tenga tanto morbo pero creo que te dará más información, y yo me siento más cómoda haciéndote partícipe de ello.

Ahora mismo yo divido todo esto que tengo entre manos en dos grandes patas. Por un lado está Aprende Notion y todo lo asociado a él (videos de Youtube que voy pensando y creando, plantillas que voy poniendo a la venta y trabajo con clientes, que abarca desde las consultorías individuales o a empresas, a formaciones, construcción de herramientas personalizadas, etc..).

A partir de ahora, voy a doblar el esfuerzo para seguir nutriendo todo este universo con más contenido. No me detendré en esto por ahora pero mi idea es que Aprende Notion se convierta de verdad en el sitio en el que aprender todo lo que tiene que ver con Notion (la herramienta, si, pero también cómo sacarle partido, como construir sistemas operativos con ella, como usarla para la gestión del conocimiento o como herramienta creativa..etc)

Por otro lado está mi proyecto personal, que como ya te he contado alguna vez es más grande que Notion. Este proyecto personal es lo que ves aquí cada semana. Soy Elena Madrigal y escribo esta newsletter. Es el resultado de mis reflexiones, de lo que aprendo y de lo que voy leyendo o pensando, y quiero que siga siendo así. Ya sabes que, por mucho que me guste Twitter (que es, junto a este, mi canal principal de comunicación), está diseñada específicamente para huir de la reflexión compartida, de las conversaciones que tienen como finalidad construir y no solo poner un argumento encima del otro.

Por eso, parte de lo que me gustaría hacer, pasa por crear un espacio donde poder tener ese tipo de conversaciones, donde poder reflexionar de manera más pausada sobre diferentes temas y, sobre todo, poder abrir el canal para que esas reflexiones no se queden sólo en mí, sino que exista una conversación entre todas las personas que quieran tenerla.

El lugar en el que empezar a construir ese espacio por el momento es este, esta newsletter, que a partir de ahora cambiará de nombre para que esté más asociada a esta otra idea global, y menos a un subproyecto de la misma como es Aprende Notion. En un futuro no muy lejano me gustaría empezar a tener algo más.

Ese algo más estará siempre relacionado con lo que me ha movido desde el principio; aprender, crear y compartir. Y a eso le añado sumar.

Vaya hacia dónde vaya (y al ritmo que vaya) quiero que sea algo que sume, buscar espacios de colaboración entre personas con intereses comunes y hacer cosas juntos. Es sólo una visión, pero está claro que estamos en un momento crucial en el que tenemos la oportunidad, como creadores, de vivir de lo que nos gusta y lo que se nos da bien. La tecnología está a nuestro favor pero la otra pata son las redes de colaboración entre nosotros.

Estos meses atrás he tenido la suerte de poder tener una parte activa en los proyectos de otras personas y creo que es una experiencia enriquecedora para nosotros pero también para las personas que luego disfrutarán de eso que se ha creado, porque será por definición mejor.

La unión entre Aprende Notion y esta otra idea más grande se autoexplica. Me conozco y sé que el tiempo y mi propia inquietud personal me van a llevar a intentar hacer más cosas que vayan más allá de Notion, pero nunca serán incompatibles sino que simplemente una englobará a la otra. En este caso, Aprende Notion es un proyecto más, que tiene encaje en el otro porque sigue rigiéndose por los mismos valores; aprender, crear, compartir y, a futuro, también sumar.

MakinProcess

Para terminar, sólo una última idea.

Si quiero que esta newsletter englobe más cosas, el nombre tiene que cambiar. Es verdad que el nombre es lo de menos pero, en el caso de ésta en concreto, era demasiado descriptivo. No quiero crear una expectativa que luego no se cumpla. Así que lo más honesto, tanto para la gente que venga a partir de ahora como para mí, era simplemente cambiarle el nombre.

Dedicaré una edición entera al tema newsletter pero por ahora sólo quédate con esto: MakinProcess.

Porque si hay algo que también ha definido y define todo esto siempre ha sido la idea de pensar en el proceso, y todo lo que eso conlleva.

Make in Process combina hacer, crear, con esa idea de enamorarse del proceso de hacerlo. Y, a la vez, es una promesa. Todo esto está, y estará siempre, in process.

Así que si todo sale bien y la semana que viene te encuentras en tu buzón una carta con este nombre en el remitente, ya sabes quién será :)


Tiempo en escribir esta newsletter: 4 horas.
Foto de cabecera: Mockaroon


🥰 ¡Gracias!

Muchas gracias por leer hasta aquí. Si te apetece hablar, mándame un mail o conéctame por twitter. Y, si crees que este contenido puede interesar a alguien, te dejo un botón para que lo compartas :)