El Espacio Entre Medias ✨

Un par de cambios y algunas ideas para pensar, crear y perderse.

  
0:00
-10:07

Esta edición lleva un plus de audio en el que explico un par de cambios de aquí en adelante. No hace falta que lo escuches para leer el resto, sólo si quieres saber el por qué y cómo de los mismos 😉


I believe if there's any kind of God it wouldn't be in any of us, not you or me but just this little space in between. If there's any kind of magic in this world it must be in the attempt of understanding someone, sharing something. I know, it's almost impossible to succeed but who cares, really? The answer must be in the attempt.

Sigo de resaca emocional después de una semana de convivencia con gente muy bonita en una casa rodeada de almendros, bebiendo café del bueno, escuchando canciones, compartiendo retos y experiencias, riendo juntos y, por qué no decirlo, comiendo muy bien.

Parece mentira el impacto que puede tener en ti un encuentro concreto con alguien especial en un momento de tu vida, cuando no te lo esperas pero estás abierta a dejarte cambiar por esa experiencia.

Cada vez que lo pienso, y estos días lo he pensado mucho, me viene a la cabeza esa frase que he puesto arriba, de una de mis películas favoritas, Before Sunrise.

Before Sunrise trata sobre el encuentro casual entre dos personas que se conocen en un vagón de tren, conectan y deciden pasar el día juntos paseando por Viena. A lo largo del día van hablando y la conversación fluye de manera natural, empezando por temas muy amplios y bajando a lo personal a cada hora que pasa. La película entera transcurre en una franja de tiempo que no llega ni a las 24 horas, pero la conexión es tan profunda que a la mañana siguiente han cambiado para siempre.

Llevo varios días pensando mucho sobre conexiones humanas, sobre la magia que ocurre cuando dos o más personas deciden abrirse y compartir con otras su cabeza, sus pensamientos, aquello que les ha hecho llegar hasta donde están y los retos que sienten que están por venir. Y sobre lo especial que es que, al abrirse, también reciban los sentimientos del otro.

No es fácil a día de hoy tener el lujo de parar para, sencillamente, dejarte llevar; sentarte con alguien y escucharle, buscando entenderle y abrirte a dejarte sorprender por esa persona, permitirte a ti misma conocerla y a la vez dando parte de ti para que te conozcan.

Pasamos los días rodeados de gente, cada día entablamos conversación con varias personas nuevas y decimos que les conocemos, pero ¿con cuántas realmente nos hemos sentado para hablar, sin buscar nada a cambio salvo querer saber más de esa persona?

Cada vez soy más consciente de lo excepcional de este tipo de experiencias, de poder decir que has pasado una semana teniendo conversaciones que empezaron siendo profesionales y, de manera natural, acabaron por convertirse en personales. Del privilegio que es sentir que has conocido a alguien, porque te ha dejado conocerle y porque tu también has puesto de tu parte para que te conozcan.

Esta semana pasada nos juntamos 15 personas en una casa con algo en común; la búsqueda de un estilo de vida diferente, una manera de trabajar y vivir más alineada con nuestros valores. Pero también teníamos en común el deseo de compartir, de aprender unos de otros, de tener nuevas experiencias.

Cuando se juntan un grupo de personas tan dispuestas a recibir pero también a dar y conviven durante 7 días con esa mentalidad, ocurren cosas mágicas.

Igual que los personajes de la película, yo también siento que he sido testigo de esa magia, que veo algunas cosas de forma diferente y que, gracias a esa alquimia social, también me veo a mí misma de manera distinta.

Vamos por la vida esperando una revelación, un momento "mágico" que nos haga sentir que hemos alcanzado el éxito o la felicidad, una cifra en la cabeza o en la cuenta bancaria. Pero la magia ocurre entre personas, en ese espacio en el que nos permitimos sorprendernos y conocer a alguien, compartir sus objetivos y hacerlos tuyos y cambiar nosotras mismas en el proceso.


Esta edición de MakinProcess ha sido patrocinada por:

Audio-MBA de Conversación de Negocios

El Audio-MBA de conversaciondenegocios.com es la membresía más loca que te puedas imaginar. En cuanto te inscribes empiezas a recibir audio-clases sobre temas de emprendimiento, negocio y mentalidad. No, no te van a contar cosas de marketing y ventas, de copywriting o de SEO, que de todo eso ya tienes mucho. Te van a hablar de temas como:
Aprender a decidir mejor.
A organizar mejor tus servicios.
Saber cómo y cuándo se aplica qué IVA.
Cómo dejar de equivocarte haciendo facturas.
Saber por qué la inteligencia emocional importa en tu negocio.

Esas cosas. De las de verdad y todos los días.

Desde sus 26 años de experiencia, Gabriela intenta que ser freelance o emprendedor no sea una carrera de obstáculos.

Quizás te interese. O quizás no.

Audio-MBA de Conversación de Negocios

💌 ¿Quieres patrocinar MakinProcess? Mándame un mail a elena@elenamadrigal.com


🧠 Para pensar

❏ File Not Found

Si antes lo normal era organizar la información en carpetas y subcarpetas y pensar en éstas como contenedores, este artículo destaca que las nuevas generaciones no entienden el concepto de archivo o ruta porque se han acostumbrado a interactuar con la información de otra manera; no necesitan saber dónde está algo porque han nacido con motores de búsqueda avanzados y la información que consumen les llega directamente a las pupilas sin tener que hacer nada.

Más allá de las consecuencias que pueda tener este tipo de tendencia en los estudiantes de algunos ámbitos que necesitan de ese modelo mental para trabajar, creo que es interesante reflexionar sobre por qué está pasando esto y en qué puede derivar.

En su día hablé de la Web actual como una corriente, un modelo en el que la información que consumimos está totalmente descontextualizada, simplemente aparece ante nosotros; no existe nadie que la ordene salvo un algoritmo, diseñado para modelarla con nosotros en el centro, sin tener más perspectivas o puntos de vista. Las generaciones más jóvenes creen que están informadas cuando en realidad lo que consumen son piezas atómicas puestas ahí según su cámara de eco. No buscan, no investigan porque no sienten la necesidad de encontrar nada fuera de esa burbuja.

Las consecuencias de este cambio en la manera de pensar e interactuar con la información para mí son mucho más serias que el tener que cambiar la forma de enseñar algo. Cuando investigas sobre un tema y tiras del hilo del mismo, te fuerzas a ti misma a tomar decisiones, a valorar diferentes opiniones, a pasar tiempo buscando información que pueda contradecir lo encontrado en un primer momento para evitar posibles sesgos. Con la evolución de los buscadores, la inteligencia artificial y los algoritmos cada vez más sofisticados y personalizados a los patrones de cada individuo, corremos el riesgo de atomizar cada vez más la información, de arrancarla cada vez más de su contexto original, yendo poco a poco hacia un futuro en el que, si no vamos con cuidado, estaremos cada vez más ciegos hacia todo lo que no viva dentro de la realidad que nos hemos creado.

❒ It’s Okay to Outgrow the Life You Thought You Wanted

(artículo premium de Medium, ábrelo en una nueva pestaña de incógnito 😉)

Algo de lo que me he dado cuenta en el último año es de que llevo prácticamente toda mi vida adulta sintiendo que tenía que poder ponerme un título, una etiqueta en la que poder categorizarme o ayudar a la gente a entender qué hacía. Me he pasado la última década persiguiendo ese "sello", sin llegar a sentirme nunca cómoda poniéndomelo. Una mezcla de síndrome del impostor y de incomodidad con la idea de que, si me auto-imponía esa distinción, de alguna manera estaba rechazando todo lo que pudiera existir fuera de esa "categoría". ¿Y si no era lo suficientemente buena? o, peor, ¿y si un día encontraba otra cosa que me llenara más y ya no encajaba en esa parcela de "competencia"? ¿Qué hacía con todo el camino recorrido previamente, todos esos estudios y años invertidos en conseguir precisamente ese título?

Estamos acostumbrados a que se hable sobre cómo gestionar emocionalmente una ruptura amorosa, a aceptar que ya no conectamos con ciertas personas o que el trabajo que antes nos satisfacía ya no lo hace, pero es mucho más difícil lidiar con la sensación de que todo aquello que creímos que necesitábamos o queríamos simplemente no nos llena.

Personalmente es algo que he empezado a abrazar en los últimos meses hasta que he llegado a un punto en el que verdaderamente me siento cómoda pudiendo hablar de quién soy ahora mismo, sin tener que realmente ponerme ninguna etiqueta. Sin categorizarme como alguien que hace algo, sino aceptarme como una persona que, a lo largo de su vida, ha ido cambiando y evolucionando hasta llegar a este momento, siendo perfectamente consciente de que es sólo un capítulo más, que iré respondiendo a los distintos estímulos que se me presenten y, siempre que pueda, siguiendo el que más me interese o más me llene en cada momento, sin preocuparme si es el que tiene más sentido o el que mejor encaja en ninguna categoría impuesta desde fuera.

Tengo la esperanza de que gracias a la descentralización, el auge de los negocios digitales unipersonales y los equipos líquidos, se vaya normalizando que las personas toquen distintos palos y áreas de expertise en su vida y pasemos de esa mentalidad fija de meter a alguien en un título para empezar a verla sencillamente como quién es en ese momento concreto de su vida, sin necesidad de encajarle en ninguna categoría prediseñada.

→ Un libro que parece interesante sobre esto: Life is in the Transitions: Mastering Change in a Nonlinear Age


🌈 Para crear

✰ Stir

Soy muy fan de todas las herramientas y plataformas que están surgiendo alrededor de la Creator Economy. Las oportunidades que surgen cada día para ayudar a los creadores a llevar su negocio son casi infinitas, desde verticales concretos a los Business in a Box. Stir se encarga de la parte probablemente más compleja de todas; las finanzas y la gestión de pagos para alguien con diferentes fuentes de ingresos. Y no sólo eso sino que además han sabido ver a futuro; cada vez más creadores se están uniendo para colaboraciones o incluso crear sus propias agencias y en el roadmap también tienen una solución para gestionar este tipo de pagos conjuntos.

✰ 102 Tips From Six-Figure Gumroad Creators

Gumroad ha recopilado consejos de 102 creadores que han ganado más de 100.000$ en la plataforma, y que cubren desde tips de lanzamiento, aprendizajes e insights sobre audience buiding, encontrar el product-market-fit o saber cuándo pivotar.

Takeaways Haz aquello que de verdad te gusta y te apasione, no tengas miedo a empezar pequeño e ir iterando a partir de ahí, construye y crece tu audiencia a través del respeto y la confianza y dar siempre más de lo que esperan como la mejor técnica de marketing 😉

✰ Una pregunta para ayudarte a mostrarte ahí fuera

«¿Qué es muy difícil para el resto de la gente que tú puedes hacer muy bien?»


🐇 Para perderse

❍ Nothing Breaks Like AI Heart

Un experimento precioso de diseño, storytelling e Inteligencia Artificial. Una historia escrita con ayuda de GPT-3 en la que, como en los libros de "Elige tu Propia Aventura" vas eligiendo un camino u otro para desplegar una versión diferente.

❍ Music Box Fun

¿Sabes esas cajitas de música en las que mueves una manivela y reproducen una melodía? Aquí puedes crear tu propia caja de música desde 0 y compartirla, o usar cualquiera de las que ya se han creado como base para inventar la tuya propia.


🌱 En el Jardín

Semillas mentales en distintos estados de germinación

El NFT hype y la tendencia a coleccionar objetos digitales (por señalización e idea de "pertenencia" a un colectivo) va a cambiar el modelo mental de internet a uno en el que cada vez más se tenga en consideración que la gente posee inventorios de assets y que querrán usarlos en el software con el que interactúan día a día. Futuro → Cada vez más herramientas y plataformas regularán el uso de estos objetos para usarlos como, por ejemplo, métodos de verificación de identidad.

Prueba: este tweet en el que se ve como en Twitter están experimentando con la posibilidad de poder usar los NFTs que coleccionas para verificar tu perfil.


🥁 El shameless pimpage

Además de en Córdoba, estos días he estado hablando con Jaime Gármar sobre la Creator Economy, cómo y cuando empecé en toda esta locura, cifras hasta ahora y otras cosas que nadie sabe.

Con Nico Arche también hablé sobre la importancia de pensar en nuestros propios procesos antes de elegir cualquier herramienta, mantener la curiosidad que tenemos de niños cuando somos adultos o las habilidades que he tenido que aprender a la hora de emprender.


🗒 Notas finales

Como habrás visto, estoy experimentando con el formato de esta newsletter. Era una de las cosas que me propuse a hacer a la vuelta de verano y, aunque quería esperar a tener mi web personal acabada, he decidido empezar a hacerlo ya mismo, aprovechando otro cambio más:

Y es que esta newsletter pasa, al menos por el momento, a ser quincenal.

He intentado simplificarla y convencerme a mi misma de que podía mantener la frecuencia semanal, pero quiero darme la oportunidad de apostar por algunas cosas que quiero ir haciendo de aquí a un año (e incluso más a futuro) y son lo bastante ambiciosas como para no poder dedicar tanto tiempo a este único canal.

Eso no quita que no vaya a seguir poniéndole todo mi cariño; es más, creo que apostar por esta frecuencia y este nuevo formato me va a permitir incluso explorar más ideas. A mi me va a ayudar con el perfeccionismo, porque no todas estarán 100% desarrolladas y espero que a ti te resulte más interesante y enriquecedor, porque me permitirá compartir contigo más cosas, abrir más puertas e incluso invitarte a alguna madriguera de conejo.

Si quieres saber un poco más sobre el por qué y como de este cambio de formato, te recomiendo que le des una escuchada al audio que hay arriba, donde lo explico un poco más.

Como esta es una primera iteración la verdad es que esta semana agradecería, más aún de lo normal, tu feedback.

Un mail rápido, una respuesta a esto mismo, un DM por twitter o lo que sea más cómodo para ti para decirme sinceramente qué opinas de esta nueva combinación de intro-reflexión (no necesariamente tan personal como esta, pero tenía cosas que necesitaba soltar 😌) + enlaces que me han hecho pensar, herramientas e ideas para crear mejor, brain candy y meditaciones sueltas.

Muchísimas gracias y nos vemos en dos semanas.


Tiempo en escribir esta newsletter: 5 horas
Foto de cabecera: Soroush Karimi