LEGO a LEGO 🧩

Metáforas, caminar como hoja de cálculo, emojis y la casa de Winnie the Pooh.

Feliz mañana, tarde o noche! 👋

El otro día dediqué un ratito a leer y aprender un poco sobre la Web3, intentando sobre todo poner en orden ideas y conceptos sueltos, hilándolos para ver si puedo construirme un mapa en la cabeza que me ayude a situarme un poco en dónde estamos, qué sabemos, qué es especulación y qué no, donde están las posibilidades... y por supuesto para ir quedándome con lo que más me interesa de todo lo que voy descubriendo.

Escuchando este podcast hubo un concepto que me enamoró; el de "composibilidad" pero aplicado a la web.

La composibilidad es un principio relacionado con el diseño de sistemas y que se refiere a la capacidad de un elemento para ser conectado e inter-relacionado con otros. En un sistema altamente componible, los elementos que lo compongan podrán ser ensamblados en diferentes combinaciones, creando nuevas estructuras y conjuntos de elementos.

La metáfora más usada cuando se habla de "composibilidad" es la de las piezas de LEGO, bloques de construcción que funcionan por separado pero que pueden ser combinados para construir otras cosas. La magia de las piezas de LEGO residía precisamente en esta característica que hacía que tú pudieras comprar una pieza en cualquier parte y que esta encajara con cualquier otra pieza de LEGO en cualquier otra parte del mundo.

Es un concepto muy usado en el mundo del desarrollo y últimamente también en el de diseño. Buscando la re-utilización eficiente de los elementos, los desarrolladores (o diseñadores) crean componentes a partir de piezas de código o elementos gráficos que luego pueden reutilizar en otros diseños o estructuras.

Yo misma uso mucho esta analogía cuando hablo o pienso en sistemas de gestión del conocimiento, concretamente a la hora de pensar en las notas. He hablado varias veces de las notas como unidades mínimas de conocimiento, cómo —cuando tomamos notas y las destilamos— nos quedamos con la mínima expresión de una idea y luego la ampliamos con nuestra experiencia, nuestras inquietudes.

A mi me gusta llamarlas «notas atómicas»; cada una con sus propiedades y contenido único pero, igual que una pieza de LEGO, preparadas para poder mezclarse con otros elementos y hacerse más complejas. En este caso, preparadas para complementarse con otras notas, otras ideas, y construir así nuevos modelos de conocimiento.

En el podcast hablaban de la composibilidad aplicada a la Web3 y como en realidad el código que se está escribiendo y las aplicaciones que se están desarrollando en esta nueva "ola" de internet (una en la que los datos no pertenecen a ninguna compañía sino a los mismos usuarios y contribuyentes) funcionan como piezas de LEGO.

En este caso hablaban de datos. Datos que pertenecen a los usuarios que contribuyen a la plataforma, por lo que, por extensión, cada contribuyente puede "poseer" una pequeña pieza de la plataforma en la que está colaborando o contribuyendo. A la vez, como los usuarios se mueven en entornos de código abierto, pueden llevarse este bloque a otro sitio y construir encima.

Mirando un poco más allá, podríamos decir que en el futuro de internet, cualquier pieza de cualquier aplicación podrá conectarse a otra sin permiso, pudiéndose construir civilizaciones enteras de aplicaciones interconectadas.

Por supuesto aquí hay muchísimo hilo del que tirar, como por ejemplo cómo aplica esta idea al contenido que generamos como creadores; cómo, en el mundo de los NFTs, los artistas están poniendo a disposición de los demás sus creaciones y los usuarios construyen encima de las mismas. Esto da lugar a nuevas creaciones, distintas, colaborativas. Nuevos memes, nuevos libros, nuevas piezas musicales o incluso películas, que se irán retroalimentando y ampliando según más personas contribuyan en ellos, creando así un nuevo movimiento creativo, una revolución artística totalmente inédita.

Pero todo empieza con esa pieza singular, lo suficientemente modular como para poder conectarse con otras y, gracias al poder de la composibilidad, crecer exponencialmente hasta dar lugar a algo totalmente nuevo y mucho más grande.

Y, de nuevo, no puedo evitar pensar y relacionar todo esto con el concepto de Internet como un Jardín del que ya he hablado varias veces. A veces no sé si estamos viviendo (o estamos a las puertas) de una revolución o simplemente está pasando lo que tendría que haber ocurrido hace años, cuando se ideó la web como un lugar de información interconectada y nutrida gracias a la colaboración de todos.

Te dejo con un extracto de algo que escribí hace (casi exactamente) un año:

Pero existe una alternativa a esto, una manera diferente de interactuar con el conocimiento que sea abierta y que lleve en su core la colaboración. Pensemos por ejemplo en una biblioteca física con gente leyendo, estudiando e investigando, o en un coworking en el que en cada silla se sientan diferentes personas trabajando en sus proyectos. Y pensemos en cómo, en esos espacios, podríamos perfectamente simplemente mirar un poco más allá de nuestra propia mesa y observar lo que hace la persona sentada a nuestro lado, ojear su proyecto o su investigación y, de repente, encontrar que algo que ha hecho o pensado puede conectarse con tu propio flujo de pensamiento, o enlazar con el proyecto en el que estás tú trabajando. En ese momento, parte del conocimiento de esa persona interviene en tu propio proceso y tu trabajo pasa a estar, en parte, alimentado por el de la otra persona. Y ahora piensa en el caso opuesto y en cómo tu trabajo o investigación podría activar la pieza que falta en el proyecto de quien tienes al lado, y esto multiplicado por todas las personas de la biblioteca.

La biblioteca es la web, y en este modelo la web serviría, ya no sólo para conectar personas, como hace ahora, sino para conectar trabajo, para conectar conocimiento. E igual que la web como una Corriente nos ha hecho más sensibles a estas conexiones humanas creadas y nutridas a través del mundo digital, la web como un Jardín colectivo nos serviría para conectar y construir pensamiento y trabajo en común, ampliarlo y mejorarlo entre todos.

Es muy fácil (porque nos falta información) que nos quedemos en la superficie cuando se habla de crypto, NFTs, los avatares de monos, los memes de perros, el metaverso, etc. Pero a la vez yo estoy convencida de que rascando un poco la superficie; los grandes titulares, el hype de algunos, el ruido de otros, hay conceptos e ideas interesantísimos que, bien llevados, pueden de verdad suponer un futuro brillante.


🧠 Para pensar

❒ How to Build a Metaphor to Change People's Mind

Paul Rand decía que Everything is Design. Todo es Diseño. Pero la figura de las personas que ejercen la práctica del diseño suele quedar en la sombra.

Un diseñador de metáforas es, como cualquier otro diseñador, un solucionador de problemas; alguien que usa los elementos que tiene a su disposición (en este caso palabras) para construir algo (un nuevo modelo mental) que ayude a la gente a ver las cosas de una manera distinta, a ampliar la visión de una idea y abrir nuevas vías de exploración a la misma.

Aquí se presenta esta figura, mitad psicólogo, mitad lingüista, desasociándola del campo de la pura narrativa para verla como la de un facilitador del entendimiento; alguien que ayuda a reducir la distancia entre ese punto en el que aún no entiendes del todo algo y ese otro en el que finalmente hace click en tu cerebro.

Por cierto, que "hacer click" sería a su vez una metáfora en la que juego con el concepto (ya integrado en nuestro cerebro/lenguaje) de que nuestra capacidad para entender algo nuevo está por defecto "apagada", y que cuando finalmente empezamos a captar esa cosa nueva, a aceptarla como algo que encaja en nuestro marco mental, se hace una luz en la cabeza, se abre una puerta que estaba cerrada o se desbloquea una cerradura.

Y, tirando del hilo —y aprovechando para bailar alrededor de esa misma metáfora (la de los pensamientos como hilos de los que tirar)— a la hora de hablar de puertas, mi metáfora favorita del artículo es la que las asemeja a los muebles de una habitación. Si queremos que la atención de alguien se dirija a lo que hay al otro lado de la ventana, es posible que tengamos que adornar o manipular el espacio de esa habitación para que su vista se fije de manera natural ahí. A veces necesitaremos mobiliario para "forzarles" a sentarse y mirar, y a veces la metáfora estará tan clara (como la del "click") que no necesitarás más mobiliario.

Everything is Design. Todo está diseñado por alguien.

❒ Walking as a Productivity System

Craig Mod es fotógrafo, escritor, tiene una membresía con más de 1000 miembros, dos newsletters y otro par de podcasts. Pero probablemente sea más conocido porque una o dos veces al año hace rutas de miles de kilometros por Japón, el lugar en el que ha pasado la mayor parte de su vida adulta.

En este artículo explica cómo durante los últimos años se ha tomado estas rutas como experimentos para ver hasta dónde le lleva la experiencia de, simplemente, caminar; cómo el ponerse en movimiento, sumergirse con todos sus sentidos en la experiencia y continuar así durante horas le abren a sensaciones que se han convertido en el desencadenante de todo su trabajo posterior.

Igual que alguien diseña un sistema de productividad para no dejar nada al azar y poder centrarse en hacer lo más importante cada día, Craig planea todas sus rutas con una increíble atención al detalle, no dejando nada a la incertidumbre. Lo que busca es precisamente poder centrarse con todos sus sentidos en lo que vaya surgiendo durante el camino; tomar fotos, grabar sonidos, hablar con otras personas o, en definitiva, interactuar y aprovechar todo aquello que encuentre y que pueda alimentar su cuerpo de trabajo.

Lo interesante es como todo este output creativo se vertebra alrededor del concepto —o, por qué no, la metáfora— de caminar. En vez de plantearse una serie de objetivos a los que llegar, vive y trabaja con un horizonte en la cabeza. Porque el horizonte es aquello que nunca alcanzas, que siempre está un poco más allá, no importa lo mucho que camines hacia él. Cuando caminamos con el único objetivo de alcanzar el horizonte nos aseguramos de estar siempre en movimiento.


🌈 Para crear

✰ Hazel

Si tratas con archivos digitales a lo largo del día, puede que con esta app te hagan los ojos chiribitas. Te permite crear reglas para que organice automáticamente todos tus archivos en base a los parámetros que tu decidas, basándote en el nombre, la fecha, el tipo de documento o incluso de donde viene. Además puede ponerles etiquetas, organizarlos en carpetas o incluso subirlos a la nube. Si trabajas con muchos archivos de video o de audio, o incluso para las facturas, me parece un time-saver increíble.

✰ 10 Rasgos Contradictorios de las Personas Creativas

El recientemente fallecido Mihaly Csikszentmihalyi, autor de Creativity: Flow and the Psychology of Discovery and Invention, el libro que introdujo por primera vez el concepto de "Flow" (y que te recomiendo muy mucho) dedica un pequeño extracto del mismo a listar 10 rasgos de personalidad contradictorios que coexisten juntos en las personas creativas. Échale un ojo a ver con cuántos te sientes representada.

✰ Stroke of Genius

En el proceso de escritura de sus guiones, Hitchcock tenía una manera bastante particular de afrontar los bloqueos creativos. Cada vez que se empezaba a cargar el ambiente a la hora de intentar resolver algo, de repente contaba una historia que no tuviera nada que ver con aquello de lo que se estuviera hablando.

He would say “We’re pressing, we’re pressing, we’re working too hard. Relax, it will come.”

Cuando estás trabajando en modo divergente (esto es, esa fase en la que todas las ideas son válidas y no piensas realmente en ejecutar, sino sencillamente te dejas llevar por lo que se te vaya ocurriendo) necesitas sentirte relajado, olvidarte de la tensión y entregarte a pensar sin más.


🐇 Para perderse

❍ Lost in Illustration

Los emojis son ya parte de nuestro lenguaje y un tema del que se podrían escribir tratados enteros. El significado que se les atribuye depende de los círculos en los que te muevas e incluso las redes sociales que uses pero, además, puede variar enormemente de un país a otro. En este artículo hacen una relación de cómo hay ciertos emojis cuyo significado puede llegar a ser totalmente inesperado dependiendo del contexto geográfico en el que los uses.

¿Te sorprende alguno? (yo usaba con bastante alegría el 👌 y creo que ahora voy a tener que empezar a limitar su uso)

❍ Bearbnb. Alójate en la casa de Winnie the Pooh

Winnie the Pooh cumple este año 95 años y, para celebrarlo, su autor decidió abrir la puerta de su casa (la de Winnie) para invitar a los nostálgicos a sumergirse en su mundo.

En una colaboración con Airbnb, Kim Raymond decidió permitir el alojamiento en la casa durante dos días de septiembre. Decoró cada una de las habitaciones de la Bearbnb recreando todos y cada uno de los detalles y adornos originales y el resultado es una maravilla.

Te dejo algunas fotos y las normas de la casa:

  • Queda totalmente prohibida la entrada a los elefantes.

  • Mantener las manos alejadas de los tarros de miel.

  • La hora de los piscolabis es alrededor de las 11:00.

  • Es obligatorio jugar a las carreras de palitos en el puente.

  • Está permitido dormir más de una siesta al día.

  • No se admiten mascotas (excepto Ritos, Tiggers, Ígors, Piglets y ositos Winnie the Pooh).

  • No está permitido fumar porque se enfadan las abejas.


🌱 En el Jardín

❧ Semillas mentales en distintos estados de germinación

Una idea que te guardas para ti es como no haberla tenido nunca. Sólo compartiendo nuestro trabajo lo sometemos a prueba, lo exponemos para ser evaluado o ampliado con otros inputs. Lo mejoramos pero también lo convertimos en algo más grande.


✏️ What I’ve Been Makin’

🎓 Me hace un montón de ilusión poder decir que en agosto estuve grabando un curso para Platzi sobre diseño web con herramientas NoCode y que por fin está disponible. En él explico todo el proceso para construir, anunciar y vender un producto digital usando herramientas como Notion, Whimsical, Carrd o Gumroad. Es un caso de uso sacado de mi propia experiencia cuando construí y puse a la venta el Notion Starter Pack y espero que ayude a mucha gente a meter la cabeza en todo este ecosistema, a empezar a crear sus productos, lanzarlos y, con suerte, incluso monetizarlos.
Me queda dar las (muchísimas) gracias a Daniel Torres, a Cinta Vergés y al equipo de Torresburriel Estudio por la confianza, la oportunidad y el apoyo. Poder ver (y formar parte) de la maquinaria que hay detrás de una plataforma como Platzi no se hace todos los días y la verdad es que solo por vivir la experiencia de preparar y grabar un curso a un nivel tan profesional para mí ya ha merecido muchísimo la pena.

🎙 Y además la semana pasada tuve el placer de estar hablando un rato con Leo y Miriam en su podcast, 1 Punto en Común, sobre creación de contenidos, mariposas mentales, Notion como herramienta de posibilidad y alguna cosilla más.

📦 A nivel de producto digital, estoy dando los toques finales a un sistema de Mejora Continua y Registro de Hábitos en Notion que testeé en su día en el CoLiving de SinOficina y que formará parte de una actualización próxima al Notion Starter Pack (también se podrá acceder a él de manera individual).
Es la primera de otras muy probables futuras incursiones a la creación de sistemas en Notion con una visión más holística y no tan centrada en la de “productividad” tradicional. Me hace mucha ilusión empezar a explorar más este ángulo de la herramienta, se alinea mucho con cómo la entiendo y cómo la uso (como herramienta para diseñar sistemas) y me hace bastante ilusión compartir lo que personalmente me va funcionando. Si no te quieres perder nada de esto, quédate por aquí (y suscríbete al canal de Youtube para enterarte de cuando salga el video explicándolo todo 😉)

Nos vemos de nuevo el 27 de Noviembre! Si hasta entonces quieres lanzarme un mensajito con algo que hayas encontrado por ahí que te haya gustado o llamado la atención, te lo agradeceré; siempre estoy encantada de leer y aprender cosas nuevas 😊


Tiempo en escribir esta newsletter: 5 horas
Foto de cabecera: Manik Roy