Las conversaciones y las ideas persistentes 🐝

La poesía de ser humano, por qué proteger las ideas y listas de listas.

👋 Buen día!

Resulta que lo de reducir la frecuencia de esta newsletter a una quincenal está muy bien porque si, tengo más tiempo. Más tiempo para pensar y leer y en parte que eso se traduzca en lo que luego comparto aquí. También tengo algo más de tiempo para ir intentando desarrollar otras ideas que creo que van a ser muy guays y para en general hacer mejor todo, porque con tiempo y reposo las cosas suelen salir mejor.

Lo malo es que ese “extra” de tiempo se traduce en un “extra” de cosas que me pasan por la cabeza y quiero compartir así que si no voy con cuidado capaz soy de sacarme otra newsletter de la manga, o poner en marcha ya ese podcast que en realidad iba a servir para ello.

Vamos, que echo de menos hablar un poco de cómo se mueve todo en la tramoya porque siento que últimamente sólo se lo cuento a mi bullet journal, así que deal with me a for a moment que te pongo un poco en situación.

Las conversaciones y las ideas persistentes

En las últimas semanas han ido pasando bastantes cosas. O al menos yo siento que ha sido así porque ha habido mucho movimiento a nivel externo pero, sobre todo, siento que están pasando muchas cosas a nivel interno; cómo voy reaccionando yo a ello.

Para empezar, tengo la inmensa suerte de poder decir que estoy teniendo un nivel considerable de trabajo de clientes. Y es suerte porque son clientes bonitos, proyectos en los que puedo realmente meter la mano hasta el codo y trabajar a gusto, pensando bien cómo son sus procesos, su estructura y cómo son las partes que lo componen todo. Nunca pensé que escrutiñando en los diferentes elementos de un sistema y pensando como rediseñarlo para que cumpla mejor su función iba a encontrar tanta satisfacción, pero el caso es que (cómo no) tengo una base de datos en Notion en la que voy apuntando diferentes cosas de mi día a día y tengo una casilla de check para marcar los días que he sentido que he fluído y últimamente esa casilla está marcada muchos días.

La palabra fulfilled (qué bonita es en inglés y que poco me convence la traducción al español) también se repite mucho.

Parece una tontería pero para mí tener esta información y poder visualizar de manera gráfica estos patrones, cómo me voy sintiendo, por qué estados de ánimo paso a lo largo del día, me dice mucho.

Me dice que, echando la vista atrás, los días en los que más satisfecha me he sentido trabajando son los días en los que verdaderamente he tenido oportunidad de poner toda mi cabeza y mis ganas en un sistema, mirarlo por todos los ángulos y pensar en distintas formas de intervenir en él.

Saber que lo que hago va a mejorar la manera en la que fluye la información, en que la gente se comunique y, en definitiva, haga mejor su trabajo, me hace sentir increíblemente feliz y realizada.

Me voy dando cuenta de que todo lo que he estado haciendo este último año va cobrando un sentido nuevo, va tomando una forma distinta, que la esencia es exactamente la misma pero yo cada vez veo todo de manera más conectada, más clara, que todo se va alineando y que cada vez tengo más ganas de apostar por esto. Ayudar a que la gente se sienta a gusto trabajando, creando y haciendo; que sienta que tiene el control de lo que hace y de cómo lo hace, y que a la vez pueda moldearlo para que se ajuste a cómo funciona su cabeza.

En los últimos meses he sido testigo (y lo soy cada vez más y es algo que sigue motivándome muchísimo) de lo que se siente cuando, gracias a ti, alguien se da cuenta por primera vez de que va a poder trasladar cómo piensa a una interfaz digital, a una herramienta que le permitirá plasmar su mundo interior en ella, y cómo se les ilumina la cara con las posibilidades.

Si me conoces un poco y llevas ya un tiempo aquí, sabrás que una constante en lo que escribo y en las cosas que me tienen la cabeza loca son las Tools for Thought, las herramientas enfocadas a ayudarnos a pensar mejor y, últimamente, en aquellas que caen en la categoría de extender de alguna manera nuestras capacidades. Soy una firme defensora del proceso por encima de la herramienta, pero no puedo dejar de admirar la visión de algunas a la hora de querer empoderar a las personas a hacer el trabajo de su vida gracias a ellas, a pensar más allá, a construirse un Segundo Cerebro o un Sistema Operativo vital en ellas.

Y una de las cosas que más me gustan de trabajar con estas herramientas pasa precisamente por poder enseñárselo a otras personas, por trasmitir de alguna manera la capacidad que tienen para hacernos ver nuestros procesos de trabajo o creativos, o incluso nuestra vida, como sistemas complejos en los que poder intervenir y rediseñar.

Poco a poco me voy permitiendo a mí misma preguntarme también cuál es mi propósito, por qué hago esto más allá de porque lo disfruto infinitamente, y poco a poco voy llegando a posibles respuestas, siendo consciente de que esto, también, es un proceso.

Pero algunas de esas posibles respuestas (llamémoslas señales, pálpitos, latidos que van resonando dentro) pasan por crear un "espacio" para que pensemos y juguemos con estos sistemas. Para aprender a usar estas herramientas con el fin de pensar en nuestros procesos y nuestras vidas como un todo interconectado cuyo propósito último es trabajar a gusto, crear fluyendo, sabiendo que lo que hacemos está alineado con nuestra visión y lo que queremos conseguir.

He hablado en más ocasiones sobre las mariposas mentales y las ideas que hacen cosquillas. Digamos que esta es una idea persistente, pegajosa, de las que cuando aparecen ya se quedan adheridas al córtex y es más difícil despegarlas.

Y es curioso porque algunas de las ideas más persistentes que he tenido en estas últimas semanas han salido de conversaciones con otras personas. No las he sacado de ningún libro de negocios, ni ningún podcast, sino de hablar con personas, personas cercanas a mi, de la manera que sólo compartir camino, inquietudes u objetivos vitales puede acercarte.

Porque una conversación abierta con una persona que te conoce, o se conoce a si misma lo suficiente para saber qué preguntas hacerte o qué cosas contarte, puede tener un impacto enorme si sabes recogerlo. Yo he ido recogiendo esas semillas implantadas en mi cabeza a raíz de esas conversaciones y, en el mismo proceso de escribir sobre ellas, de seguir preguntándome cosas, de observar los patrones, escuchar los latidos, van surgiendo chispas en mi mente, chispas que me emocionan porque suponen verme a mi y mi trabajo de otra manera; más holística, más responsable también.

Y me empujan a empezar a pensar a una escala algo mayor, plantearme que esto puede ser algo que importe, no sólo un side project que se fue de madre o un hobbie o un experimento, sino que puede tener entidad propia y sentido de verdad, para mí y para más gente, y cómo tengo que actuar en consecuencia.

Y esto pasa por una serie decisiones que he ido tomando en los últimos días que, sin ser totalmente radicales, para mí suponen un cambio de mentalidad importante y por lo tanto un paso grande en todo este camino. Alguna no ha sido fácil pero estoy tan convencida (y en parte este convencimiento viene gracias a poder hablar con personas que tienen las cosas importantes muy claras, gracias por vuestra visión) que el sólo hecho de empezar a actuar para cambiarlas ya me emociona.

Eso si, si te parece, de esas decisiones y cosas que estoy haciendo te hablo en próximas ediciones, ahora te dejo con el resto de la newsletter 😉

Share


Esta edición de MakinProcess ha sido patrocinada por:

Vivir de escribir es más fácil de lo que piensas

Si llevas un tiempo leyendo esta newsletter sabrás que me gusta bastante hablar de cómo crear negocios online, sobre todo aquellos relacionados con hacer lo que nos gusta.

Pues si te gusta escribir y quieres vivir de ello, la persona de la que quiero hablarte hoy te interesa.

Se llama Isra Bravo y es copywriter. Los copywriters (o al menos los buenos copywriters) son las personas detrás de los textos que no puedes parar de leer. Isra es muy buen copywriter, y está detrás de muchas de las tendencias de venta y escritura persuasiva más rentables que se utilizan a día de hoy.

Su especialidad son las páginas de ventas y el email marketing y tiene una lista de correo diaria en la que cada email es una lección de cómo vender online, y además hacerlo muy bien.

No sólo eso sino que a todas las personas que se suscriben a esa lista les regala un ebook en el que habla de una irlandesa borracha y que, en menos de 5 minutos, ya te enseña un consejo para aumentar las ventas en tu web.

Si quieres conocerle (a él y a la Irlandesa) pincha aquí 👇

Merece la pena estar en esta lista

💌 ¿Quieres patrocinar MakinProcess? Mándame un mail a elena@elenamadrigal.com


🧠 Para pensar

No es un artículo, pero la semana pasada di con el concepto de autopoiesis y me pareció tan maravilloso que tenía que compartirlo.

El término lo acuñó Humberto Maturana buscando una respuesta a la pregunta de cómo comenzó la vida. «¿Qué es, realmente, un ser vivo?»

Para contestar a esta pregunta, antes tenía que saber de verdad cuáles eran las condiciones que tenían que cumplirse para poder decir que algo constituía un ser vivo y por lo tanto poder decir que la vida comenzaba (dejo que lo reposes porque sólo el razonamiento detrás de la pregunta da para un rato)

Se dió cuenta de que lo central en todos los seres humanos es su autonomía; todo lo que pasa en los seres vivos tiene que ver con ellos mismos.

No existimos por condiciones externas, lo que ocurre fuera de nosotros no especifica lo que nos pasa (aunque si puede generar o provocar reacciones que desencadenen determinados procesos dentro de nosotros mismos) sino que todas y cada una de las moléculas de las que estamos compuestos se producen en nuestro interior. Estas moléculas que se van produciendo ayudan su vez a la generación de moléculas nuevas, dando así a un sistema que se crea y se mantiene a sí mismo, que es autopoiético.

A la contra, un sistema alopoiético sería uno que necesita de otro para ser creado, como una máquina.

Ambos términos nacen a partir de la palabra griega poiesis, que significa «creación» o «producción». Está también en la raíz de poema o poesía.

Platón lo definió como «la causa que convierte cualquier cosa que consideremos de no-ser a ser».

Así que se entiende por poiesis todo proceso creativo.

Más allá de la teoría de pensamiento sistémico detrás de todo esto, me gustó mucho pensar que los seres vivos somos sistemas complejos y, como todo sistema complejo, podemos auto-mantenernos, crearnos y recrearnos a nosotros mismos, y que esa condición tiene un nombre acuñado específicamente para describirla; un nombre que, a su vez, comparte raíz con algo tan aparentemente distinto como puede ser la poesía.

❒ Jony Ive on What He Misses Most About Steve Jobs

Seguir nuestra curiosidad es una de las mejores maneras para tener nuevas ideas, pero no basta con ser sencillamente curioso, sino que tienes que tener el coraje de practicar esa curiosidad cada día, incluso cuando sería más fácil dejarte llevar por lo conocido, para encajar mejor en una conversación o en un grupo de personas.

La curiosidad, tal y como la practicaba Steve Jobs, era seguir una idea hasta ver a dónde te llevaba sin importar si al principio parecía buena o no, sin caer en intentar resolverla, sino verla por lo que es; la semilla de algo que puede ser importante y disruptor pero que no ha llegado aún a ese estado y por lo tanto debe ser respetado, dejar que crezca sin juzgarla, sin intentar mejorarla.

Tal era su entendimiento y respeto por el proceso creativo, que en Pixar existía la figura del "protector de ideas", aquellas personas que asistían a las reuniones de guión para asegurarse de que no se descartaba ninguna, por "fea" o poco prometedora que pareciera.

Ideas are fragile. If they were resolved, they would not be ideas, they would be products. It takes determined effort not to be consumed by the problems of a new idea. Problems are easy to articulate and understand, and they take the oxygen. Steve focused on the actual ideas, however partial and unlikely.

Me ha recordado a algo que escribía Paul Graham hace unos días sobre cómo la característica fundamental de las personas que han tenido mayor impacto en la historia no era su inteligencia, sino la calidad de sus ideas.

Es fácil caer en querer mostrarse inteligente, ya que es mucho más sencillo de medir el nivel de inteligencia de alguien que el valor de sus ideas, lo que a su vez convierte la supuesta inteligencia de alguien en una forma más de señalización.

Pero en realidad, esa búsqueda por parecer el más inteligente en un grupo de personas o en una conversación, la mayoría de las veces nos lleva precisamente a cerrarnos a todo aquello que, en circunstancias normales, favorecería la aparición de nuevas ideas; la apertura de mente, seguir el camino menos recorrido, atreverse a cuestionar los consensos o intentar entender opiniones contrarias.

Muchas veces la búsqueda de la inteligencia nos hace olvidar que ésta es sólo el medio para llegar al destino final; tener más y mejores ideas.


🌈 Para crear

✰ 100 Simple Truths

Traf suele ser más conocido por ser el chico que generó más de 100.000$ en menos de una semana "simplemente" vendiendo un pack de iconos de iOS pero, como casi siempre, los grandes titulares (o tweets virales) tienen bastante detrás y, para mi Traf es, sobre todo, el visionario que está construyendo Super.so, en mi opinión la mejor herramienta con diferencia para crear una página web profesional a partir de un documento de Notion. En este artículo lista 100 ideas, lecciones y aprendizajes rodeando el mundo de los negocios online y la Creator Economy.

✰ Freedom

Una de las consecuencias directas de esas decisiones importantes de las que te hablaba arriba es hacer un esfuerzo real por abrirme ventanas de tiempo y trabajar activamente en aquellas cosas que creo que son más importantes para llegar a esos objetivos. El tiempo es limitado, el ancho de banda mental y la energía también. Yo tengo claro que puedes hacer mucho más, y más importante, en 4 horas de tiempo bien invertidas que en 8 distrayéndote constantemente. En el camino a maximizar el tiempo trabajado he acabado pagando por la versión lifetime de Freedom, una aplicación que bloquea los sitios web y apps que tú le indiques, durante el tiempo que tú quieras. Esto, combinado con algunas técnicas y otras herramientas (de las que, si te interesa el tema, puedo hablar en otra edición) me está ayudando muchísimo a hacer mucho más efectivo el tiempo que paso trabajando.

✰ Una reflexión

I very frequently get the question: ‘What’s going to change in the next 10 years?’…I almost never get the question: ‘What’s not going to change in the next 10 years?’ And I submit to you that that second question is actually the more important of the two, because you can build a business strategy around the things that are stable in time.

— Jeff Bezos

No te obsesiones tanto con las modas o las tendencias. En caso de duda, vuelve a los básicos; ¿qué es lo que no cambia? ¿cuáles son los principios fundamentales que mueven al ser humano? A la hora de comunicar, prueba a centrar tus esfuerzos en eso.


🐇 Para perderse

❍ List of lists of lists

Una lista de listas de listas. O, lo que es lo mismo, una lista con listas que tienen, a su vez, listas dentro. Tómatelo a broma si quieres pero esa Lista de Listas es una lista de Wikipedia enlazando a todo el conocimiento que existe en esa plataforma. Desde listas de animales ficticios a listas de episodios de Pokémon, pasando por listas de escándalos de teléfonos hackeados o listas de manuscritos del Nuevo testamento escritos en minúscula . Es infinito. De nada. O lo siento.

❍ The Art of the One pager

El One Pager es una técnica usada en la NASA para ayudar a los astronautas a que asimilen más rápido lo que aprenden y que está basada en representar visualmente lo que alguien lee o aprende. Es una técnica para que la información que consumimos permanezca más en la memoria, ya que combinamos las dos formas que tiene el cerebro de procesarla: visual y verbalmente. El resultado son unas piezas de una creatividad infinita.


🌱 En el Jardín

❧ Semillas mentales en distintos estados de germinación

El plan no importa, lo que importa es el proceso por el que pasamos mientras planificamos; como visualizamos nuestra vida o nuestra identidad y y en quién nos vemos convirtiéndonos por el camino de esa planificación lo que verdaderamente nos define.


✏️ What I’ve Been Makin’

📹 Durante estos últimos quince días, Notion ha sacado una nueva funcionalidad game-changer total que a mí me sigue teniendo enamorada y que creo que va a mejorar aún más los procesos y la manera de visualizar información dentro de un espacio de trabajo. Estoy en modo psycho probándola en todas partes y con un poco de imaginación puedes hacer cosas muy interesantes añadiendo capas de información extra a los datos.

Hablé de ello en ese video y, además, he ido actualizando todas las herramientas para adaptarse mejor a este nuevo tipo de vista, así que si ya tienes alguna, te invito a que experimentes con ella y, si quieres comprobarlo por tí misma, en ese enlace puedes encontrarlas todas (rediseñadas por dentro y por fuera).

🎙 También he estado hablando un rato con Bosco en el podcast de SinOficina (que acaba de empezar su 2ª temporada, Digital Nomad Edition, y que está siendo super interesante) y con los grandes Pol Rodríguez y Chus Naharro sobre la Creator Economy en Planeta M.

🗒 Notas Finales

Gracias por estar al otro lado y espero que leer algo de esto pueda ayudarte en algo, igual que a mí me ha ayudado hablar y escuchar a otras personas 😊


* Tiempo en escribir esta newsletter (recopilar información, procesarla, sacar ideas y ponerlo todo “bonito”): 7 horas y 45 minutos
Tiempo en escribir guión, grabar, editar y publicar video: 14 horas y 30 minutos
Foto de cabecera: Julia Joppen

*(primera vez trackeando el tiempo real)